viernes, 20 de junio de 2014

XVII

—¿Qué será esta cosa? ¿Y por qué explosiona con demenciales bombas de luz sin emitir calor alguno?— En efecto, nada había sido pulverizado, lo cual era muy extraño. A juzgar por las explosiones, sólo un enorme cráter de varios cientos de kilómetros tendría sentido en esto. —Aquí está…— Ya se podía ver el núcleo y enigma de la explosión. —Bueno, pero... ¡Pero esto qué es! ¡¡Pero esto qué es!!— Y nada especialmente exasperante apareció en pantalla; tan sólo una estructura metálica, de lo más parecida a cualquiera de las construcciones humanas, como el esqueleto metálico de un edificio inacabado. Pero, entonces, ¿qué es lo que tanto crispaba a Cristock?

Los científicos muchas veces no buscan encontrar una respuesta a un problema concreto, sino que adjudican de antemano una respuesta a un problema cualquiera, y luego buscan encajar esa respuesta en la pregunta asignada. Es decir, en este caso Cristock tenía en mente su respuesta particular al problema de la explosión, pero se topó con una respuesta "equivocada".

—¡Esto no tiene sentido! ¡Debería estar presenciando la devastación de una abominable explosión, en forma de gigantesco cráter! Y me encuentro con... esto¿?— Una decepción para el pobre Cristock, al menos de momento, pues quién sabe qué podría significar toda esa estructura, origen de la explosión de luz. No obstante el ansia de Cristock por contemplar un cráter como resultado de la bomba, se debía a que podría servirle de prueba para demostrarse a sí mismo que Tierra 2 no era otra cosa que Tierra 1, su Tierra; que se trataba del mismo planeta y no de dos astros distintos. Con el cráter ubicado en una zona concreta de Tierra 2, Cristock podría compararlo con su propio planeta y comprobar si existen evidencias de algún supuesto impacto de meteorito en la equivalente coordenada terrestre.


Y, pensando en esto, una idea le vino a la cabeza. Miró hacia una de las muchas pantallas que le rodeaban, una que siempre había estado apagada, y se dispuso a planear una de sus travesuras científicas. Nada realmente concluyente ni resolutivo para sus muchas dudas, tan sólo una ociosidad en un momento como éste pero... sin duda muy pero que muy divertido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario